Información

Mantener zinc

Mantener zinc

El zinc es un material bastante resistente pero cuyo mantenimiento requiere productos a veces peligrosos. Para limpiar y mantener objetos, encimeras o incluso accesorios de jardín de zinc, ¡use dispositivos de protección como guantes y gafas!

Limpiar el zinc

La limpieza de zinc se realiza con amoníaco diluido en agua (un vaso de amoníaco por un litro de agua). Frota el objeto con un pincel. Dejar actuar durante cinco minutos y luego enjuagar con agua limpia.

Brilla el zinc

Pase un paño sobre la superficie empapada en una solución de gaseosa al 6%. Enjuague. Luego frote con un paño empapado en agua con vitriolo agregado (50 g de vitriolo por litro de agua). Enjuague. Si aparece una línea de soldadura, frótela con piedra pómez.

Eliminar el óxido

Cubra el objeto con vaselina y déjelo actuar durante 48 horas. Lavar con abundante agua y secar.

Proteger el zinc

Los objetos de zinc al aire libre están particularmente expuestos, por lo que deben protegerse. Cúbralos con cera microcristalina o barniz marino con dos capas. ¿Tienes otros consejos para mantener el zinc? ¡Compártalos con los usuarios de Internet dejando un comentario a continuación!