+
útil

Conservando grandes vinos en una bodega de piedra natural.

Conservando grandes vinos en una bodega de piedra natural.

Nicolas Porquez es el fundador de "Cave et prestigio", una empresa especializada en la instalación de bodegas de piedra natural. Una visita obligada para la conservación del vino. Entrevista realizada por Nadège Monschau.

¿Cuáles son las ventajas de una bodega de piedra natural?

La piedra es el mejor material para almacenar botellas. En comparación, es probable que el hierro se oxide y vibre, mientras que la madera, a menos que se trate específicamente, corre el riesgo de moho y podredumbre con la humedad. Para preservar todos sus aromas, un vino necesita estabilidad. Cualquier variación, por ejemplo en temperatura, es su peor enemigo. Muy pesados ​​(20 kilos) y muy densos, los bloques rocosos permiten evitar cualquier oscilación de la estructura y garantizar una regulación térmica, al generar una especie de "microclima" dentro de los armarios. Además, este sistema tiene una calidad estética innegable: se adapta armoniosamente a cualquier bodega enterrada, especialmente en espacios abovedados (¡pero mucho menos en garajes!). También puede reforzar este lado decorativo utilizando lechos de arena fina para acuñar sus botellas y pequeñas etiquetas de pizarra para ubicarse en los estantes.

¿Por qué preferir la piedra natural a la piedra reconstituida?

La piedra reconstituida, a base de cemento u otros agregados, aleaciones y colorantes, es ciertamente menos costosa, pero menos efectiva y menos ecológica. Y dado que los armarios se producen en masa, puede ser más difícil hacer una bodega que optimice el espacio disponible. Lo ideal: adaptar los bloques para hacer malabarismos entre bastidores de 12, 18 o 24 botellas, y ajustar la altura (hasta 2,20 metros) y el ancho de los estantes según lo desee. ¿La pose es compleja?

Para nada. Simplemente apile bandejas y columnas como legos.

¿Es este tipo de bodega mucho más costoso de instalar que el hierro o la madera convencionales? Claro. Una bodega de piedra natural es un producto de alta gama. Se tarda en promedio entre 400 y 500 euros para una estructura de cien botellas (4 a 5 euros por botella). Pero los entendidos notarán que una nevera de vino o estantes de roble macizo son aún más caros: entre 7 y 8 euros por botella. Más información en: www.cavekheops.com